¿Cómo tener una vida sana después de los 30?

123
salvador nunez, wellness retreats, retiros para hombres zipolite

¡Empecemos recalcando que a los 30 somos todavía unos polluelos! Soy de los que creen que la edad es muy relativa, que más bien lo que cuenta la calidad de vida. Si estamos sanos, ágiles, activos y llenos de pasión, ¿qué más da la edad que tengamos? Simplemente experimentamos las cosas de manera distinta y las disfrutamos de manera diferente,

Ahora, ojalá siempre estuviéramos conscientes de lo que realmente beneficia o perjudica a nuestra salud, pero casi nunca es así. O incluso, si lo sabemos, lo ignoramos, nos creemos biónicos hasta que las consecuencias llegan y absurdamente se lo achacamos a la edad. Pero no es la edad la que viene con enfermedades o deficiencias. Es nuestro nuestro cuerpo el que llega a un punto en el que ya no puede seguirse defendiendo del mal trato que le damos.

Por ejemplo, solemos decir «Cuando te haces viejo dejas de poder moverte». Esto es falso. La realidad es que

«Por dejar de moverte es que te haces viejo».

Yo creía llevar un estilo de vida sano por hacer ejercicio de pesas 6 veces por semana, por no comer grasas, por comprar todo light y a los 43 años caí en una fatiga crónica sin tener idea del por qué.

Entonces me metí a estudiar una certificación en «Cambio de Hábitos» a nivel físico, mental y espiritual. Me cambió la vida! ¡Me sentí de nuevo como de 30!

Te quiero compartir una lista de aspectos a tomar en cuenta para mejorar tu salud y calidad de vida. Necesitamos cuestionarnos todo lo que hemos venido haciendo a lo largo de nuestra vida.

1 – El tipo de alimentación de hoy en día nos tiene intoxicados, desnutridos y a muchos, obesos.
La comida industrializada está saturada de conservadores, químicos, colorantes y aditivos. La solución es dejar de consumir alimentos procesados y aprender a comer «comida real» lo que viene de la tierra: verduras, frutas, semillas, cereales, etc. lo que no tiene marca y no viene en empaque.

Los 4 pilares de la alimentación moderna son:
– Azúcar
– Comida chatarra
– Alimentos Procesados
– Proteína Animal

2 – El sedentarismo nos está enfermando lentamente. Se nos olvida que el ejercicio, el movimiento no es opcional.
Nuestros genes se formaron vía «selección natural» para poder llevar a cabo la actividad física que se necesitaban para sobrevivir. Tenían que correr, saltar, moverse ágilmente. Nuestro cuerpo está diseñado para el movimiento. Quizás pienses que ya no vivimos en la época de las cavernas, pero si quieres conservar tu movimiento y salud, tienes que apegarte a tu biología. El sedentarismo nos está llevando cada vez más lejos de nuestra verdadera naturaleza, generando una desconexión física y mental de nuestras capacidades motoras y biológicas.

3 – No es lo mismo movimiento que ejercicio
Necesitamos ejercitar, mover, trabajar nuestro cuerpo de forma integral, no por secciones o músculos aislados. El trabajo de pesos debe complementarse con ejercicio cardiovascular, con estiramientos, con actividades que nos permitan trabajar, desarrollar y fortalecer nuestro cuerpo en conjunto. Muchos nos hemos dejado llevar solo por la vanidad y hoy en día empiezan a verse cada vez de manera más frecuente las consecuencias de quienes han dedicado su vida únicamente al trabajo de pesas en el gimnasio.

¿Quieres calidad de vida a cualquier edad?
Piensa en los 3 pilares de la autonomía física:
– Flexibilidad y movilidad
– Fuerza
– Agilidad, balance y control

Si no trabajamos estos aspectos, nuestras capacidades se irán mermando poco a poco.

Insisto,

«el problema no es la edad, sino lo que hacemos con los años».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here