¡El Ayuno Intermitente me regresó la Energía a los 45!

418
el ayuno intermitente te sana y te devuelve tu energia, a vibrar alto

¡Hola! Desde hace meses tenía ganas de compartirles mi experiencia con el Ayuno Intermitente.
Quien me sigue en redes sociales sabe que en la mayoría de mis publicaciones hablo sobre experiencias personales o sobre información que he tenido la oportunidad de comprobar.

Tengo 46 años recién cumplidos y bien vividos. De los 42 a los 45 comencé a perder energía y a sentirme muy cansado, situación que fue en aumento mes con mes hasta convertirse casi en fatiga crónica. No tenía idea del por qué me estaba sucediendo eso, pero no puedo negar que comencé a pensar era algo natural de la edad, que «ya estaba dando el viejazo», idea que comenzó a deprimirme. Yo que regularmente disfrutaba de hacer ejercicio, sudar, ser optimista e hiperactivo, sentía que empezaba a venirme abajo.

Me hice estudios de todo tipo y no parecía tener ningún padecimiento que estuviera generando el nivel de cansancio que sentí por años. Entonces decidí visitar al ortopedista – neurólogo que hacía dos años me había operado de las lumbares, le expliqué lo que me estaba sucediendo y, después de ver los resultados de varias radiografías y estudios que me tuve que practicar, su conclusión fue que tenía un severo problema en las cervicales, que todo mi cansancio y malestar era consecuencia de ello, por lo que decidí operarme de inmediato, y como me dejó perfecto de la primera cirugía, no lo dudé ni por un instante.

Salí muy bien de la cirugía, mi recuperación fue rápida pero seguía con el mismo cansancio.

Me lo dijo la Ayahuasca

A los 2 meses de mi cirugía hice una toma de «Ayahuasca» (medicina ancestral que te conecta con la vida, con la naturaleza y te brinda visiones transformadoras y sanadoras. La experiencia fue extraordinaria, mágica, reveladora, sublime, no hay palabras para describirla. A partir de ese día y por las siguientes 2 semanas algo en mi me decía que tenía que cambiar mi alimentación, mi forma de comer.

Un par de días después me llegó información sobre el Ayuno Intermitente, me informé por varios días, consulté a un nutriólogo y decidí darme la oportunidad y probarlo.

Mi salud «fake»

Yo que creía que mi alimentación era sana, que comía 5 veces al día como me lo indicaban en el gimnasio y que hacía 2 horas de ejercicio diario me sentía peor que mucha gente que no hace ejercicio y mucho menos cuida su alimentación. ¡Ojo! Eso no significa que nuestra salud sea peor a la de ellos.

Sorprendentemente no me fue muy difícil controlar la sensación de hambre en los primeros días, mi ilusión y esperanza por recuperar mi energía era mucho más grande que la incomodidad del cambio de hábitos.

La semana del milagro

A la semana de haber cambiado mi sistema alimentario empecé a sentirme mucho mejor, y como tenía que comer menos cantidad al día pero más calidad, comencé a incluir mucho más verduras crudas, frutas, semillas, cereales naturales y día con día el bienestar aumentaba. Algo estaba sucediendo en mi, no tenía idea de lo que era pero la dicha era tal, que hubo varias ocasiones en las que mientras caminaba en la calle rompí en llanto de felicidad, ¡de bienestar! Y es que la mayoría hemos vivido sobrevivido tan enfermos e intoxicados por años, que nos hemos acostumbrado a ello.

¿Cómo empezar a desintoxicarte? ¡HAZ CLIC y te recomiendo estos jugos y Smoothies!

Hemos olvidado lo que se siente estar en equilibrio, estar sanos.

Los TONES (30-tones, 40-tones, 50-tones, etc…) creemos que ya dimos el viejazo y ¡NOOOOOOO ES VERDAD!

¡Yo agarré mi segundo aire a los 45 y he comenzado la mejor etapa de mi vida! Este blog habla de ello, aquí les comparto herramientas e información sobre salud física, mental y espiritual.

Mi segundo aire

Después de 2 meses de sentirme extraordinariamente bien «casualmente» llegó a mi la información de una certificación como Coach en Cambio de Hábitos y decidí tomarla. Por lo regular el tiempo no me alcanzaba para cumplir con todas las ocupaciones que ya tenía, pero como justo en esos días llegó la pandemia, asumí que al fin tendría tiempo para mi, para cambiar mis prioridades y transformarme por completo. Y así fue. Esa CAUSALIDAD transformó mi vida, mi mundo y fue la razón de que creara este blog y diera un giro a toda la comunicación en mis redes sociales.

El Ayuno Intermitente que hoy practico es el llamado 16/8 . Ayuno 16 horas (a veces más) y en las 8 horas restantes como, cubro todos los nutrientes que necesito durante el día. Nunca fui de comida chatarra, pero sí de productos procesados, industrializados y exceso de proteína animal. Hoy el 70% de mi dieta consiste en comida natural y cruda, 10 % verdura cocida (guisados) y solo el 10% de proteína animal.

En esta publicación te explico por qué es así mi dieta. ¡HAZ CLIC!

A 6 meses de mi transformación me siento espectacular, he regresado a lo natural y realmente mi cuerpo vibra mucho más alto. Cuando esto sucede, tu vida se transforma.

«Lo similar atrae lo similar».

«El exterior es un reflejo de nuestro estado interior»

Y así, estudiando mi Certificación en Cambio de Hábitos y con una nueva vibración, descubrí que mi agotamiento de años se debió a una intoxicación, a un alto nivel de acidez en el cuerpo. Esto es lo que la mayoría de la gente está sufriendo hoy en día sin ser consciente de ello. Muchos ya están manifestando enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión, arterioesclerosis, depresión, ansiedad y hasta cáncer. «Si no cambiamos nuestra forma de comer y de alimentarnos, estamos destinados a la enfermedad».

¡OJO! CLIC y lee esta publicación para conocer los alimentos que acidifican y alcalinizan tu cuerpo.

Cuando uno se siente enfermo se da cuenta que no tiene nada y cambian nuestras prioridades. Ahora, si crees no estar intoxicado ni enfermo y eres de los vanidosos como yo que les gusta tener un cuerpo marcado y con músculo, te cuento algo…

El Club de Mamados Engañados

¿Te han dicho que si no comes 5 veces al día o si entrenas en ayunas vas a perder músculo?


¡Pues es completamente falso!
En las dos primeras semanas de practicar el Ayuno Intermitente como sistema alimentario, bajé mi porcentaje de grasa corporal y aumenté 2 kg. de masa muscular. Y esto se debe a que cuando el cuerpo pasa más de 13 horas en ayuno, comienza a generar mayor cantidad de hormona de crecimiento.

Mi cambio de alimentación no fue por vanidad sino por la necesidad de sentirme mejor y recuperar mi energía. Fue maravilloso comprobar que el cuerpo es inteligente y perfecto cuando lo tratamos de la manera correcta, cuando le permitimos hacer sus funciones vitales de regeneración, purificación y sanación.

Conclusión y final principio feliz

Lo que quiero dejarte con esta publicación son muchas dudas, mucha esperanza, mucha confusión y muchas ganas de mejorar tu vida.

Aquí te comparto 2 videos maravillosos. Uno sobre Ayuno Intermitente y el otro sobre el Ayuno y el Músculo

Te invito a seguir mi cuenta @avibraralto en redes sociales.

Instagram

Página Facebook

Grupo Facebook

Youtube

Twitter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here